Claves para proteger del sol a nuestros niños

Protegerse del sol en cualquier época del año es muy importante. Pero sobre todo en verano, en estos meses en los que nos exponemos mucho más al sol, es de vital importancia que protejamos nuestra piel, y mucho más la piel de los niños.

Está demostrado que las quemaduras solares incrementan considerablemente el riesgo de padecer algún tipo de cáncer de piel durante la edad adulta. Ahora es el momento de proteger a nuestros pequeños de los efectos perjudiciales que tiene el sol sobre su delicada piel, y para ello, solo tenemos que seguir una serie de consejos muy sencillos.

Horario y edad adecuados

Nunca expongas al sol a un niño menor de 12 meses de edad, es muy peligroso para ellos, no solo por las quemaduras solares, sino también porque el exceso de calor puede ser muy perjudicial para sus pequeños cuerpecitos.

A partir de los 12 meses de edad, procura que si vas a salir al exterior con tus hijos, no sea en las horas del día en las que el sol tiene mayor fuerza. De 11 de la mañana a 3 de la tarde es cuando el sol da más fuerte, así que mejor escoge otra franja horaria para no correr riesgos innecesarios.

Protector solar infantil

La piel de los niños es muy diferente a la de los adultos. Utiliza un protector solar que sea adecuado para ellos.

Los protectores solares infantiles deben tener un factor de al menos +45, y ser respetuosos con la piel del bebé. No te olvides de reaplicarlo cada cierto tiempo, y sobre todo cada vez que el niño se tome un baño o si ha sudado mucho.

Ropa adecuada y gorrito

Cuanto más protejas del sol a un niño, mucho mejor para la salud de su piel. Vestirle con ropa adecuada es también un potente bloqueador de los rayos solares perjudiciales.

No te olvides de cubrir también su cabecita con un gorro, y de proteger sus zonas más sensibles: orejas y cuello, que son los grandes olvidados.

Gafas de sol homologadas

Si a los adultos nos molesta el sol en los ojos, imagínate lo molesto que debe ser para los niños que tienen unos ojos aún más delicado. Para ellos también hay gafas de sol homologadas que les protegen de los daños de los rayos solares.

Preocúpate porque también lleven sus gafas de sol, no por estética, sino por protección.

Mejor a la sombra

Cuando el sol pega demasiado fuerte, es mejor quedarse a la sombra. Si vas a la playa, no te olvides de llevar la sombrilla y de ocuparte de que tu pequeño se quede bajo ella bien protegido.

Y si vais a salir al parque o a cualquier sitio dónde haya mucho sol, cuanto más tiempo paséis a la sombra, mucho mejor para evitar insolaciones y pasar demasiado calor.

Correcta hidratación

Los niños sudan incluso más que los adultos cuando hace mucho calor, así que no te olvides de darles mucho agua para que estén bien hidratados.

Otra forma de hidratarse muy sana para ellos es tomar fruta fresquita. Si es además fruta con mucha cantidad de agua como la sandía o las naranjas, mucho mejor para mantener una correcta hidratación.

Claves para proteger del sol a nuestros niños

Ya están aquí los bañadores para niño y niña de neck & neck

Claves para proteger del sol a nuestros niños

Conjuntos para regalar a un recién nacido

Newer post

Post a comment