Una Primera Comunión Perfecta

La celebración de la Primera Comunión es un día muy especial para tus hijos y les ayudarás vistiéndolos con ropa de comunión con la que se sienta a gusto.

La celebración de la Primera Comunión es un día muy especial para tus hijos. Si bien se trata de una ceremonia religiosa, durante la jornada tu hijo estará rodeado de sus seres queridos y amigos más cercanos siendo él el único protagonista. Y ya sabemos lo que les gusta a los niños ser el centro de atención, con lo que es primordial ofrecerle una Primera Comunión Perfecta.

Post_Comunion

Una vez conocida la fecha del evento, es fundamental avisar a los invitados bien por teléfono, por email o sacando partido de los recordatorios a modo de invitación. Al ser una celebración familiar, cualquiera de estas maneras es válida, ya que se trata de abuelos, tíos, primos, amigos íntimos y, como mucho, algún que otro compañero del colegio del comulgante.

También es muy importante saber qué ropa infantil usar para vestir al pequeño en su Primera Comunión. En este tipo de celebraciones los géneros están muy diferenciados, como ya sabréis:

  • Los niños suelen ir vestidos de marinero o almirante, aunque también se puede optar por ponerle una americana oscura con pantalón claro, camisa azul clara y corbata. Al conjunto se le añade un pequeño colgante con una crucecita, calcetines oscuros y zapatos tipo mocasín de color negro.
  • En el caso de las niñas hay que evitar a toda costa vestirlas de novia. ¡Ya tendrán tiempo para eso! Los vestidos cortos o largos, sin can o can, apenas vuelo ni adornos excesivos, van muy bien. En los últimos años se han puesto de moda los vestidos tipo cortesanos de cintura alta y manga francesa, con un lazo de color en la cintura y falda hasta los tobillos. Los zapatos tipo bailarina de color blanco son ideales para estos conjuntos. Si además, peinas a tu pequeña con el pelo suelto, recogido con una pequeña diadema de flores, se sentirá una auténtica princesa en su Primera Comunión.

16V23102.60-A2 16V33007.60-A2

El resto de niños invitados deben vestir acordes con su edad. Dejad los trajes para los adultos y permitid que los pequeños vayan cómodos con ropa infantil. Si son niños, con que vistan pantalón, camisa y rebeca, es suficiente. En el caso de las niñas, irán preciosas con cualquier vestido sencillo o falda y camisa y rebeca, si se necesita. Y si son demasiado pequeños, no olvides que para ellos también hay complementos de bebé que les permitirá lucir, como se decía antaño, “de dulce”.

Elegir el lugar de celebración idóneo también es vital para disfrutar de una Primera Comunión perfecta. Puedes hacerla en casa, en un restaurante o en un salón de fiestas. Lo importante es que cuente con suficiente espacio para que los niños puedan jugar a sus anchas sin molestar al resto de invitados.

En relación al menú, siempre que tengas claro si algún asistente es alérgico, celíaco, vegetariano… y avises al catering, no habrá mayor inconveniente. En lo que respecta a la decoración, permite que tu hijo participe de ella pues, siempre que los elementos decorativos guarden consonancia entre sí y no recarguen el ambiente, quedará perfecto.

Teniendo estas ideas presentes, celebrar una Primera Comunión Perfecta será de lo más sencillo. ¿Ha celebrado tu peque la suya? ¿Te animas a contarnos la experiencia?

56

Una Primera Comunión Perfecta

Ready to Wear N&N

Una Primera Comunión Perfecta

5 regalos para el Día de la Madre DIY

Newer post

Post a comment